Recuerdos de un amor, especial San Valentin

A horas de entrar al mes mas romántico del año.
Muchas con planes para disfrutar en pareja, llenas de sorpresas y ansiosas por recibir sorpresas o un simple mensaje de amor.
Otras planeando una día con amigos.
En cualquier parte del mundo, el 14 de Febrero es un día especial, para algunos disfrutando el frío y en otra parte lo festejamos a pleno verano con veladas en playa y miradas de atardeceres.

He decidido, por este mes que se nos arrima, compartir algo que he escrito hace un tiempo.
Cuando nos toca vivir historias de amor fuertes, inolvidables, todo nuestro ser se transforma.
Cuando esta historia finaliza, sabeos que no se va repetir, por mas que intentemos, son historias que quedan en lo mas profundo de nuestra memoria, que a veces pensamos olvidadas, pero no.
A veces un simple perfume o una canción, nos despierta de ese estado de olvido y se nos llenan los ojos de lágrimas y volvemos a esos días de felicidad....
Así es la vida.... a veces es para siempre, a veces es para siempre pero solamente en nuestros corazones.
Esta historia la he escrito en un momento que mi corazón todavía tenia memoria.
Hoy yo se que fue una etapa.
Una historia que no es personal ni basada en mi propia experiencia, pero me la despertó un sentimiento que necesitaba expresar.
Compartiré esta historia en algunos capítulos, espero que disfruten!

Ocurría por una tarde fría de otoño en París. 
Las hojas color castaño cubrían el piso, donde caminaban personas cubiertas por sus gorros y bufandas, ya casi se veía el invierno, y los mas solitarios sabían que no iba a ser fácil, no iba a ser fácil encontrar el amor en una tarde fría y gris, no iba a ser fácil pasar ese invierno recostados solos en una estufa a leña y apreciando una copa de vino con el calor de la nostalgia. 
En esos momentos todos extrañaban a alguien, siempre había alguien que todavía traía recuerdos de un invierno romántico, bajo la luna de París. 
Ella andaba sola, con su cardigan rosado, que lo usaba bastante seguido, sentía que el rosado le aportaba ese color que faltaba en las tardes grises de París. 
No se podría decir que andaba buscando el amor, como muchos a su al rededor, no andaba buscando a alguien en sus recuerdos. 
Desde su ultimo amor, ha estado sola, y después de tantas lágrimas y tanta lucha, ha llegado  a la conclusión que el amor no es su destino...(quien puede saber el destino?) 
Desde su ultimo amor, sentía esa frialdad que le sentaba bien al otoño. 
Sentada apreciando un café, no le temía a la soledad, de cierta forma era su única compañía desde su ultimo amor. 
Ya no pensaba en el, ya no le hacia falta sus abrazos y sus llamadas en la madrugada, sus llamadas en la mañana, sus desayunos con miradas. 
Han pasado varias primaveras y veranos sin esas miradas eternas. 
Ella seguía su rumbo, tenia su rutina, todas las mañanas desayunaba en el mismo café, casi a la misma hora, cambiaba alguna palabra con la misma chica que la atendía, del clima, de la economía... 
Salía, caminaba las dos cuadras que ya las sabia de memoria, que la llevaban a su trabajo. 
Trabajaba de vendedora una tienda de antigüedades, trabajaba sola, y se pasaba el día contemplando todas esos objetos que pertenecían a un tiempo donde ella no existía, objetos con muchas historias para contar, trataba de imaginar donde habrían estado, que lugar de la casa decoraban...le gustaba mucho su trabajo, otro espacio mas donde la acompañaba la soledad y muchas historias desconocidas. 
Ya casi llegaba en el invierno, y la ciudad ya se veía con otro movimiento, turistas que venían en búsqueda de nuevas historias, en búsqueda de imágenes nuevas en sus celulares, en búsqueda de la nieve y también del amor. 
El tiempo, para ella pasaba como en cámara rápida, siempre los mismos movimientos, siempre los mismos caminos y horarios, no cambiaba nada de un lunes a un viernes. 
Llegaba a su casa y calentaba algo en el microondas y se tiraba en el sofá a ver alguna película sin volumen. 
Ella ya no pensaba en el... pero el guiaba su soledad. 
El estaba siempre presente. 
Y en sus suspiros, se le escuchaba su nombre. 
Todavía lo amaba. 
Como había empezado esa historia? 

Como habría terminado?

No se pierdan en la próxima estaré contando mas sobre este recuerdo de amor!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizas te interese